Facebook             Instagram

PROYECTO

Proyecto Logo

RETOMANDO EL ESPÍRITU DE LOS JUEVES FLAMENCOS

A estudiosos del flamenco le gustan delinear territorios para encontrar orígenes y esencias, como secretas geografías del soniquete. Y así, aparecen localidades o desaparecen comarcas, pero prácticamente en cualquiera de esos lugares posibles, Cádiz destaca como punto cardinal, como centro gravitacional, como faro que ilumina.

Y esto no ocurre solamente si miramos al flamenco gaditano como fuente antigua. La Cádiz de estos días sigue generando y haciendo flamenco de primer orden sumando a los ancestros de su historia: voces, cuerpos y nuevas guitarras. El arte flamenco -como siempre ocurrió- está rabiosamente vivo en Cádiz. Sin embargo, ¿está el flamenco vivo en Cádiz? Porque el flamenco del presente es un fenómeno que trasciende a su propia praxis artística, que se proyecta y expande en muchas direcciones.

Así es, el flamenco ya no se limita a las fraguas o las fiestas de señoritos, a la Nochebuena en el horno de pan. El flamenco se ha hecho más público que nunca como un actor cultural que mira a los ojos a otras disciplinas y manifestaciones. El flamenco de hoy, en gran medida, está en los festivales, los conciertos, los ciclos, en definitiva, el flamenco vivo se hace evento y en eso Cádiz -desde que cesaran Los Jueves Flamencos organizados por la peña Enrique El Mellizo- parece haber desaparecido del mapa.

Proyecto

Proyecto Cádiz Flamenco: RECITALES Y CICLOS

Con el objetivo primordial de devolver a la capital gaditana su sitio en el mapa actual de eventos importantes y señeros del flamenco, se presenta el Proyecto CÁDIZ FLAMENCO, que volverá a traer a la ciudad -cuatro jueves de los meses de julio y agosto- ese flamenco público y del público que nunca debió irse, el flamenco de siempre y de ahora. A través de conciertos, recitales, espectáculos y actividades paralelas, CÁDIZ FLAMENCO pretende inspirar en la ciudadanía -tanto local como visitantes y aficionados- una conciencia intercultural y contemporánea del flamenco, entendiendo esa conciencia como generadora, a la postre, de un impulso social, económico, cultural y artístico para Cádiz y su bahía. Un encuentro entre la ortodoxia y heterodoxia del flamenco vivo como ejemplo de amplitud de miras y riqueza cultural. Un lugar donde celebrar el flamenco consagrado, pero también el más arriesgado y atrevido.

El proyecto se compone de recitales y ciclos que ocuparán lugares emblemáticos de la ciudad. Espacios que enriquecen estéticamente la experiencia flamenca, pero que aportarán también a la localidad y su ciudadanía la presencia viva del flamenco, su enorme riqueza de legado y de futuro. Las ciudades laten al ritmo de sus gentes y ese latido flamenco de Cádiz debe volver a esas mismas gentes hecho cultura y diálogo. Un encuentro con el propio flamenco, el más cercano y familiar, pero también con el más distante y renovador.

CÁDIZ FLAMENCO volverá a poner en los próximos meses de julio y agosto a Cádiz en el lugar que merece -por su historia y su vivo presente- en el mapa actual de la cultura flamenca, devolviéndola, además, al espacio que siempre le debió pertenecer, el espacio público, abierto, de la ciudadanía. Proyecto CÁDIZ FLAMENCO para una nueva Cádiz flamenca.